PEP – LA PASTILLA DE DESPUÉS

Olvidaste el condón? Luego de tirar a pelo, no estás seguro si la persona con la que estuviste es VIH negativo? O, en el caso de ser VIH positivo, dudas si la persona está bajo el tratamiento correcto y “bajo el nivel mínimo de detección”?

Tal vez estabas de fiesta y al día siguiente te preguntas: Qué pasó ayer exactamente?

Si tuviste sexo sin protección, lo mejor es mantener la calma. Una infección por VIH puede ser prevenida si actúas rápido. La PEP te da esa opción.

¿Qué es PEP?

PEP (o a veces PPE en Español) es un tratamiento médico de corto plazo (una pastilla diaria por 30 días consecutivos) que evita la proliferación del VIH en el cuerpo y una posible infección después de tener sexo sin protección o de haber estado en alguna otra situación de riesgo.

PEP significa:

  • Post = después de
  • Exposure = la exposición al virus
  • Prophylaxis = tratamiento de prevención.

(PPE = Profilaxis Post-Exposición)

La PEP es un tratamiento de emergencia. No es realmente un tratamiento de prevención ni un sustituto de otros métodos para evitar la infección como lo son: el uso del condón, “tratamiento como prevención” (Personas VIH positivas bajo tratamiento) o tratamiento pre-exposición PrEP (medicina como prevención).

La PEP debe comenzar tan pronto como sea posible luego de la exposición al virus, idealmente en las siguientes 2 horas, o durante un periodo de 24 horas. El tiempo máximo para comenzar el tratamiento es de 48 horas. Se debe tomar una pastilla diaria por 30 días, siempre a la misma hora. Es importante tomar las pastillas rigurosamente cada día.

¿Cómo funciona?

El medicamento para el VIH previene que el virus, luego de haber entrado en el cuerpo, se replique en las células del sistema inmunológico.

De esta manera el medicamento ayuda al sistema inmunológico a combatir los virus que él por sí mismo no sería capaz de eliminar.

Para que la PEP sea lo más efectivo posible es importante no esperar mucho tiempo para comenzar a tomarlo. Entre más tiempo transcurra, luego de la posible infección, menos efectivo será el tratamiento. Esto quiere decir que incluso durante el fin de semana o días festivos, es importante buscar la manera de tener acceso al tratamiento.

¿Qué tan efectivo es?

Según los estudios, PEP funciona en el 80% de las casos – dependiendo de la rapidez en la que se empiece el tratamiento y la adherencia a este (dosificación). La PEP es un tratamiento efectivo que vale la pena considerar.

De todas formas, aunque el tiempo de administración sea el adecuado esto no garantiza su efectividad. Por razones desconocidas, la PEP puede fallar en casos aislados. Si el tratamiento se empieza tarde, probablemente no funcione correctamente y el virus infecte el sistema inmunológico.

Principios básicos:
CUANTO ANTES, MEJOR.

Otra causa por la que el tratamiento puede fallar es por la suspensión prematura del mismo. Una vez se ha decidido tomar el tratamiento, se debe ingerir de manera rigurosa por 30 días, aunque la persona sienta que a partir de cierto punto ya no es necesario.

¿Quién recibe PEP?

Cuando vayas al servicio de urgencias o cualquier clínica apropiada (ver abajo), lo primero que harán será considerar tu situación para luego decidir si necesitas tomar PEP o no.

Para hombres que tienen sexo con hombres, ya sean homosexuales, bisexuales, trans* u otro tipo de hombres, se asume un alto riesgo de transmisión. Para estos grupos de riesgo, se advierten las siguientes recomendaciones (según las directrices alemanas y austríacas de la PEP):

PEP es recomendado después del sexo anal sin protección, cuando no sabes si el estado VIH de tu pareja es positivo o negativo (carga viral). Esto se aplica tanto si has sido activo como pasivo durante el encuentro sexual; tanto si hubo o no eyaculación (venirse) y si lo hiciste sin preservativo o este se rompió.

Si el estado de VIH de tu pareja es desconocido, o no se puede saber, el tratamiento PEP puede ser ofrecido después del sexo anal (activo/­pasivo; con/­sin eyaculación; sin condón o con condón roto).

En el caso de sexo anal en el que el status de tu pareja es positivo pero con una carga viral por debajo los límites de detección (indetectable y no-infeccioso), no se ofrecerá la posibilidad de tomar PEP ya que hay riesgo de infección. La PEP tampoco se ofrece luego de solamente tener sexo oral, ya que el riesgo de infección es mínimo.

Para el uso compartido de agujas tanto como para el daño causado por agujas usadas recientemente, se recomienda el uso de la PEP.

En el caso de sexo con personas que usan drogas intravenosas o que provengan de áreas donde el VIH está extendido y cuyo status no conocen, un alto riesgo de infección del virus es asumido y por tanto la PEP es normalmente prescrito.

Si tu pareja sexual es positiva y su carga viral excede las 50 copias/ml, ya no es indetectable (por debajo del límite de detección), por lo tanto la PEP será siempre recomendado, independientemente de si el sexo fue anal o vaginal.

Por lo contrario, en el caso de sexo heterosexual esporádico no se asume un gran riesgo de infección (si el status VIH es desconocido).

La decisión del doctor podría resultar en la no prescripción de la PEP ya que no se asumen suficientes riesgos de transmisión del virus. Algunos casos específicos resultarían en la prescripción de la PEP después de una clara conversación con el doctor, cuando la preocupación de infección sea elevada.

Tras un par de días se realizará un nuevo chequeo. De todas formas aquellas personas que estén bien informadas sobre las probabilidades del contagio del VIH, no necesitan tomar drogas sólo para estar tranquilos.

Si tu pareja está de acuerdo, ve con a él o a ella al servicio de emergencia lo antes posible. Todas tus preguntas serán entonces resueltas.

¿Cómo funciona el proceso de la PEP?

Primero se te extraerá una muestra de sangre para realizar una prueba de VIH y guardar un pequeña muestra para análisis posteriores.

Luego recibirás una dosis de medicación y la referencia a una clínica especializada en el tema. Más tarde recibirás atención médica donde tu sangre será examinada regularmente (después de dos semanas) y finalmente analizada otra vez. En el mejor de los casos el resultado será negativo aunque en ciertos casos el test podría resultar positivo si el tratamiento no funcionó. Por esto una buena supervisión durante la PEP es muy importante. En adición al tratamiento PEP, puedes preguntar al doctor para ser vacunado contra hepatitis A y B y realizar también tests para otras enfermedades de transmisión sexual.
Dependiendo de las prácticas sexuales de cada uno, lo ideal sería tomar muestras para detectar sífilis, clamidia, gonorrea y/o hepatitis C.

¿Qué tan tolerable es la PEP?

Los medicamentos usados para la PEP normalmente son bien asimilados. Los efectos secundarios más comunes incluyen dolores de cabeza, náuseas y fatiga. El empaque del medicamento puede incluir información importante no mencionada por el doctor, por lo que es una buena idea leerlo cuidadosamente.

La mayoría de los efectos secundarios desaparecen tras un par de días, pero pueden aparecer ocasionalmente. Los más severos no deberían persistir durante todo el tratamiento. Si esto sucede, normalmente, se cambia la medicación.

Los efectos secundarios leves podrían tentarte a dejar de tomar el tratamiento. Intenta pensar coherentemente: es mejor vivir con algunas incomodidades por algunas semanas que con VIH por el resto de tu vida! Nunca dejes de tomar la PEP antes de consultarlo con el médico!

¿Dónde puedo adquirir PEP?

Durante el día y entre semana, la clínica o centro médico más cercano, es la mejor opción. (ver links abajo).

Fuera de las horas de atención, la única opción es acudir al servicio de emergencia, el cual ofrece atención las 24h (aidshilfe.de/adressen).

El teléfono de ayuda de enfermedades de transmisión sexual en Alemania aporta información sobre dónde y cómo exactamente adquirir PEP en la República Federal Alemana (RFA). (véase el tlf. abajo).

En Berlín el acceso al tratamiento de la PEP se ofrece habitualmente en la Clínica de día del AVK (“Immunologische Tagesklinik”),
en la Rubensstr. 125, tlf.: 030 130202595  y en
la sala de emergencias de la clínica Charité en la
Hindenburgdamm 30, tlf.: 030 8445-0 así como en la Augustenburger Platz 1, tlf.: 030 4505-0.

En Leipzig en la Segunda Clínica de Medicina Interna St. Georg (“2. Klinik für Inneres im Klinikum St. Georg”), en la Delitzscher Str. 141 (0341 9094005).

En Suiza es mejor ir a uno de los puntos de chequeo (ver link abajo). Aparte de estos todas las salas de emergencia de los hospitales Suizos ofrecen PEP.

En Zurich esta es la sala de emergencia del Hospital Universitario: Schmelzbergstr. 8, 8091 Zurich, Tel. 044 2551111.

Las salas de emergencias están abiertas la 24h del día.

Al visitar una clínica puedes encontrarte con que la PEP no es conocido o se tiene muy poca información al respecto. Es mejor buscar de antemano una clínica u hospital que ofrezca la PEP y llamar por teléfono. Deja que te expliquen cual es el procedimiento y si debes o no permanecer en la sala de espera, etc. Generalmente se puede contar con más experiencia en el tema de la PEP en áreas metropolitanas. De todas formas, si te encuentras con personal no experimentado en el tema insiste en ser atendido por alguien familiarizado con la PEP. Puedes tomar esta información contigo y mostrarla allí.

¿Cuánto cuesta la PEP y quién lo paga?

La terapia de cuatro semanas cuesta unos 1500EUR/1800CHF, incluyendo la consulta médica y los tests de laboratorio.

Dentro de los tratamientos de emergencia en Alemania los costos deben ser pagados por las compañías médicas de seguros (KV – Krankenversicherung) y por las aseguradoras básicas en Suiza.

En la RFA a veces la KV puede denegar el pago del tratamiento y algunas clínicas de salud son muy precavidas al recetar el tratamiento. En algunos casos se juzga (erróneamente) la PEP como no cubierto por las aseguradoras y los pacientes pueden ser cobrados in situ. De todas formas puedes rechazar el cobro e insistir en tu derecho de recibir el tratamiento de forma gratuita. También cabe la posibilidad de pagar y recibir un reembolso de la aseguradora posteriormente.

Después de dos tratamientos algunas aseguradoras pueden rechazar el pago del mismo. Esto no debería prevenirte de tomar el medicamento. A menudo hay soluciones individuales disponibles (como tratamientos donados).

Por lo contrario no hay problema si el riesgo de contagio se produce en el puesto de trabajo (como en el caso de accidentes con agujas entre el personal hospitalario). En este caso pagan las asociaciones profesionales y el tratamiento es exactamente igual.

¿Sin seguro de salud?

Al no haber regulaciones nacionales en Suiza ni en la RFA recomendamos asistir rápidamente a los servicios de emergencia aún sin poseer un seguro médico.

En Berlín una red de profesionales se ocupa específicamente de personas sin seguro médico (información de contacto:

Migrant*innenberatung
Berliner Aidshilfe
Kurfürstenstraße 130
Mo + Th, 12-16h

disponible en 5 idiomas). Aquí puedes encontrar exactamente dónde está disponible para ti la PEP.

En Suiza la PEP es gratuito para trabajadores sexuales que no están asegurados (contacto vía Checkpoint).

Los servicios médicos para refugiados que han aplicado por asilo han sido tomados a cargo de la oficina de bienestar social en la República Federal Alemana. En este caso los costos serán asumidos por los beneficios de enfermedad obligatorios.

¿PEP durante un viaje?

Si te encuentras de viaje por Europa, los costos de la PEP sólo son cubiertos si son parte de las medidas de emergencia del país. Seguros médicos de viaje (por 10EUR/año) normalmente cubren el tratamiento (pregunta con antelación!).

Si eres un extranjero o ciudadano no-europeo temporalmente trabajando o estudiando en Alemania o Suiza, necesitas un seguro médico internacional. Si ofrecen la cobertura del tratamiento o no, debe ser clarificado en todo caso. Al igual que en el caso de turistas. Un seguro médico internacional es siempre recomendable.

Los residentes europeos viviendo en Alemania (sin seguro médico alemán) y turistas de la Unión Europea son normalmente cubiertos en caso de emergencia por las aseguradoras de sus países de origen. La PEP es habitualmente cubierto por ellos. (infórmate antes de viajar!).

Accidente durante el sexo – ¿qué hacer inmediatamente?

Justo después del sexo sin protección la probabilidad de infección puede ser drásticamente reducida dependiendo de la situación y la parte del cuerpo involucrada. Puedes lavar tu pene con agua (tirando de la piel del prepucio con precaución y sin presión) y orinando. Si alguien se te vino en la boca, el riesgo es tan bajo (según los conocimientos actuales), que no es necesario tomar otras medidas (incluyendo la PEP). Si quieres reducir el riesgo mínimo de infección, simplemente lava tu boca con agua. Si el esperma entra en contacto con tus ojos simplemente lávalos con agua o con saliva. Aparte de esto: mantén la calma! El uso de desinfectantes, alcohol o limpiadores de colon son contraproducentes: irritan la piel y la hacen más vulnerable.

Si hubo riesgo durante el sexo anal:
¡Empieza a tomar PEP de inmediato!

¿PEP – sí o no?

En el momento en el cual una decisión rápida debe ser tomada, te preguntarás si estás preparado para tomar medicación de forma regular y lidiar con las restricciones que esto conlleva durante un mes. Si no puedes responder a la pregunta directamente con un sí, probablemente deberías emprender este proceso. Hablando con el doctor probablemente descubrirás cosas que no sabías de antemano.

De un tratamiento corto con la PEP no debería de esperarse que se conlleven daños en el cuerpo.

Si no estás seguro, toma un poco de tiempo para sopesar los pros y los contras. A alguna gente les ayuda consultar la decisión con amigos.

PEP y las relaciones entre personas de diferentes status:

Uno de los dos es positivo y el otro no: la PEP puede aún prevenir una infección del VIH después de una situación de riesgo de transmisión. Los efectos protectores de una terapia eficiente (bajo el nivel de detección – indetectable), el uso de condón y/o PrEP (Pre-exposición Profilaxis) son las mejores opciones para una protección eficiente. Sólo cuando no se da ninguna de estas opciones de protección, se debería elegir la PEP como tratamiento de emergencia.

Relaciones con estados mixtos tienen una preocupación inherente: el temor de que el VIH negativo se contagie del positivo. Este estrés es a menudo reducido cuando se considera previamente la posibilidad de utilizar PEP en caso de emergencia. Es necesario? Y si lo es: Cómo y cuándo?

A propósito: ¡No tomes la medicación de tu pareja como substituto de la PEP!

¿Después de la PEP, antes de la PEP?

PEP no es un tipo de medida para el sexo seguro, sino un tratamiento para prevenir una infección del VIH después de una situación de riesgo.

Míralo como una oportunidad para pensar sobre tus límites y necesidades. Si excedes el tiempo de comienzo del tratamiento tal vez deberías replantearte y cambiar tu comportamiento si no quieres infectarte con el virus. Como mencionamos al principio, hay muchas opciones hoy en día para prevenirte.

En los países donde la PrEP (Pre-exposición Profilaxis) está disponible, se les advierte a las personas que repiten un tratamiento con la PEP que se replanteen esta opción. La PrEP se puede tomar diariamente o irregularmente (dependiendo de la necesidad). Se espera que pronto haya cobertura total por parte de las aseguradoras médicas en Alemania.

Para muchos, de todas formas, los preservativos continuarán siendo el método de protección preferido. Piensa sobre tu uso del preservativo y plantéate en qué situaciones es conveniente para ti y en cuáles no.

Puedes preguntarle a tu pareja seropositiva si su terapia funciona y si está segura de que no es infecciosa (carga viral indetectable). Con ella/s (tu/s pareja/s seropositiva/s) puedes tener sexo sin preservativo o sin PrEP, si te haces análisis regulares para enfermedades de transmisión sexual (ETS’s) y si conoces tu estado VIH. Tests rápidos para el VIH aportan claridad y por lo tanto más seguridad. De todas formas: ¡El sexo es para disfrutarlo! ¡El sexo seguro no es mágico, y poder hablar sobre ello es una bendición!

Lista de tareas

El conocimiento público de la PEP no es muy extenso. En los jóvenes a menudo ni siquiera está en sus planes. Esto debe cambiar. Adquirir la PEP no es tan fácil como debería ser: centros de salud sexual para homosexuales deberían ofrecer sus servicios sin complicaciones y acompañados de un apropiado consejo profesional próximo a la escena. Por último, pero no menos importante, la poca claridad que se tiene sobre la cobertura del costo son responsables de las inhibiciones de los médicos para recetar el tratamiento. A menudo ellos también están bastante desinformados.

El seguro de salud no siempre paga, aunque los costos de un tratamiento del VIH de por vida serían muchísimo más caros. ¡Aquellos que no tienen seguro médico también necesitan tener acceso a la PEP!

Todo esto podría hacerse mejor. Este es el deber de una política de salud moderna. ¡La PEP es un método de prevención del VIH demasiado bueno como para ser ignorado o pasado por alto!

¿Dónde puedo encontrar más información?

En el sitio web de ayuda para el SIDA Alemán puedes encontrar una lista de clínicas que proveen PEP 24h/día – 7 días a la semana (24/7). Se puede encontrar una lista de clínicas especializadas en VIH (HIV-Schwerpunktpraxen) en www.hivandmore.de/aerzteverzeichnis.

Si quieres hablar con alguien sobre PEP (también en Español) puedes hacerlo en:

Mancheck en Berlin
+49 30 44668870
www.mancheck-berlin.de

Checkpoint en Zürich
+41 44 455 59 10
www.checkpoint-zh.ch

o en las oficinas locales de ayuda -VIH:
Teléfono 0180 33 19 411 (max. 9ct/min, German landline) abierto de Lun-Vie 9-21h y Sá-Do 12-14h. Aquí puedes mantener tu anonimato si esto te preocupa.

SOMOS LOVELAZERS!

Informamos de manera independiente sobre ‘’nuevas formas de sexo seguro’’. Hasta el momento hemos publicado folletos informativos online y en papel sobre los siguientes tópicos: “PrEP“, “Indetectable” y “Actualización del condón”. Nuestros folletos tratan de combinar el activismo, la iluminación y la fotografía. Todo tipo de apoyo a nuestro trabajo es bienvenido! Contáctanos en: info@lovelazers.org


Traducido por Sergio y Yam.

© LoveLazers, Mayo de 2019. No asumimos responsabilidad alguna por la exactitud o la compleción de este texto. Gracias por los comentarios y ayuda a: Tristan, Sandra, Mancheck Berlin, Armin, Frenky, Renate, Iván Vanya, Seb, Alex, Sergio y Yam. Con el apoyo de: mikrodisko boombox, Tuntenhaushoffest y Hot Club Zürich.

© Photo de Faber Franco y LoveLazers, Model: Aníbal, en El Sanatorio, Bogotá 2018.